Creado en colaboración con el Helpdesk sobre Empresas y Derechos Humanos

Libertad de Asociación

El derecho de los/as trabajadores/as a asociarse libremente puede verse comprometido por barreras legislativas y prácticas, como la discriminación, la intimidación e incluso la violencia.

Factores de riesgo contextuales

Las restricciones al ejercicio del derecho a la libertad de asociación obedecen a múltiples causas subyacentes, desde las escasas protecciones jurídicas, a las prácticas empresariales que disuaden a los/as trabajadores/as de organizarse. Los principales factores de riesgo son:

  • Un marco jurídico inadecuado ofrece un nivel deficiente de protección jurídica del derecho a la libertad de asociación. Esto incluye leyes que impiden que los/as trabajadores/as formen sus propias organizaciones libremente o que exigen la afiliación sindical obligatoria. Algunos países no conceden a los/as trabajadores/as migrantes y a los funcionarios el derecho a la libertad de asociación, aunque esta práctica infringe las normas de la OIT.
  • Interferencia de la Administración en el proceso formal de registro de los sindicatos: Los gobiernos pueden obstaculizar el proceso burocrático necesario para el reconocimiento legal de los sindicatos, o incluso negarse a reconocerlos legalmente por razones espurias. Los gobiernos también pueden tratar de ejercer influencia o control sobre los sindicatos legalmente registrados.
  • Escaso cumplimiento de la legislación laboral debido a una formación inadecuada, una inspección de trabajo con recursos insuficientes o altos niveles de corrupción. Estos contextos pueden permitir a las empresas locales discriminar a los/as trabajadores/as vinculados a sindicatos y otros grupos de trabajadores/as o someterlos a abusos extremos como secuestros o incluso asesinatos. Los sistemas judiciales ineficaces pueden obstaculizar la capacidad de los/as trabajadores/as para reparar las violaciones.
  • La obstrucción de la actividad sindical por parte de las empresas puede adoptar muchas formas, como el rechazo rotundo por parte de las empresas de reconocer a un sindicato, la amenaza de despido u otras formas de represalia debido a que los/as trabajadores/as ejercen su derecho a la libertad de asociación.
  • Unos elevados niveles de informalidad en la población activa de un país son indicativos de unas condiciones de trabajo deficientes y de protecciones sociales limitadas. Cuando hay más trabajadores/as sujetos a acuerdos informales o en empleos precarios, la afiliación a sindicatos u otras organizaciones pertinentes es generalmente mucho menor.
  • Desconocimiento de los derechos a la libertad de sindicación de los/as trabajadores/as: Especialmente en países con baja densidad sindical, es posible que los/as trabajadores/as no sean plenamente conscientes de sus derechos de sindicación o a participar en la negociación colectiva. Un conocimiento deficiente del derecho a la representación independiente de los/as trabajadores/as puede actuar como un elemento disuasorio importante en la realización del derecho a la libertad de sindicación.