Creado en colaboración con el Helpdesk sobre Empresas y Derechos Humanos

Seguridad y salud en el trabajo

Cada día, 7500 personas mueren a causa de condiciones de trabajo inseguras e insalubres y muchas otras desarrollan problemas de salud física y mental a largo plazo.

Factores de riesgo específicos de cada sector

Existen riesgos de salud y seguridad en todas las industrias y sectores. Todos los/as trabajadores/as tienen derecho a la salud, y la vida diaria, incluido el lugar de trabajo, entraña riesgos en este sentido para cualquier persona. Los sectores que no parecen especialmente peligrosos —por ejemplo, el trabajo de oficina— siguen entrañando riesgos para la SST, como tropezones y caídas provocadas por los equipos de oficina, dolor de espalda por permanecer sentado ante un ordenador o la seguridad contra incendios en edificios. La OIT cuenta con una enciclopedia útil sobre SST, disponible en este enlace.

Los siguientes sectores presentan niveles de riesgo particularmente altos. Para identificar posibles riesgos en materia de SST en otros sectores, las empresas pueden acceder a la herramienta CSR Risk Check (Comprobación de riesgos relacionados con la Responsabilidad Social de las Empresas – RSE).

Agricultura

Según la OIT, la agricultura, a la que se dedican más de 1 300 millones de trabajadores/as en todo el mundo, es uno de los tres sectores más peligrosos (junto con la construcción y la minería). Los riesgos para la salud y la seguridad son mayores para las personas que trabajan de manera informal o sin contrato que para aquellas que lo hacen formalmente, ya que es menos probable que dispongan de protecciones para la salud y la seguridad.

Entre los factores de riesgo específicos de la agricultura figuran los siguientes:

  • Muchos trabajos agrícolas exigen realizar tareas físicas y manuales, a menudo al aire libre. Esto plantea riesgos físicos inmediatos para la seguridad y la salud de los/as trabajadores/as, ya que, sin una formación o protección adecuadas, podrían enfermar a causa de la exposición a los elementos, el agotamiento, el movimiento físico repetitivo o el sobreesfuerzo.
  • Los trabajos agrícolas suelen incluir sustancias químicas que pueden ser perjudiciales para las personas que los realizan, en especial si no se proporcionan equipos de protección. Los fertilizantes y pesticidas pueden causar enfermedades respiratorias, y algunos pueden resultar mortales si se ingieren.
  • Las mujeres corren un riesgo especial de trabajar con sustancias químicas y plaguicidas, ya que muchas de estas pueden afectar a la fertilidad o tener efectos nocivos para el feto en mujeres embarazadas. Las trabajadoras agrícolas son también vulnerables al acoso sexual y la violencia.
  • Muchas funciones de las realizadas en el sector agrícola requieren maquinaria o equipos, como sierras de cadena en la silvicultura, machetes en la cosecha manual de caña de azúcar o tractores en el pastoreo. Estas máquinas pueden causar accidentes y lesiones sin la selección adecuada de equipos seguros, formación, mantenimiento y equipos de protección.
  • Es habitual que el trabajo agrícola sea estacional y muchos/as trabajadores/as cobran por lo que producen, y no un salario fijo. Esta situación puede dar lugar a jornadas prolongadas y exceso de cargas pesadas para intentar conseguir el máximo rendimiento económico. De ello pueden derivarse no solo riesgos físicos para la salud y la seguridad, sino también enfermedades mentales, por estrés y agotamiento.
  • El trabajo estacional realizado por migrantes también puede agravar los riesgos de propagación de enfermedades transmisibles, ya que los/as trabajadores/as pueden vivir y trabajar en estrecho contacto. Hay informes que indican que el alojamiento temporal de trabajadores/as migrantes ha sido un «foco» para la transmisión de la COVID-19 durante la pandemia mundial. Y lo mismo cabe decir de otras enfermedades transmisibles, como la tuberculosis y el VIH/SIDA.
  • Muchas tareas agrícolas se realizan en lugares remotos donde la protección de la salud y la seguridad puede ser difícil de aplicar. Algunas empresas también pueden aprovechar las ubicaciones remotas y no ofrecer protecciones adecuadas de seguridad y salud, ya que es poco probable que los inspectores de trabajo acudan a tales lugares.
  • Hay empresas agrícolas que dan empleo a menores que aún no han llegado a la edad legal para trabajar, en las que pueden desempeñar tareas peligrosas. Según las últimas estimaciones de la OIT, la prevalencia del trabajo infantil en las zonas rurales es cerca de tres veces mayor que en los entornos urbanos. Para muchos menores, la agricultura sirve a menudo como punto de acceso al mercado laboral.
Recursos útiles
  • OIT, Seguridad y salud en el trabajo en la agricultura, las plantaciones, y otros sectores rurales: recopilación de recursos de la OIT sobre SST en la agricultura.
  • OCDE-FAO, Guidance for Responsible Agricultural Supply Chains: orientaciones que facilitan un marco común y una referencia aplicable a escala mundial para ayudar a las empresas agrícolas a abordar acontecimientos negativos, como accidentes e incidentes de SST. El documento es pertinente para las empresas de toda la cadena de suministro agrícola, desde la explotación hasta el consumidor.
  • OIT, Seguridad y salud en la agricultura: código de prácticas que proporciona orientación sobre cómo aplicar prácticas de salud y seguridad en el sector agrícola y sus cadenas de suministro, incluida la preparación para emergencias y los equipos de protección.
  • OIT, Guía práctica para la prevención y mitigación del COVID-19 en la agricultura: este documento ofrece orientaciones sobre cómo proteger a los/as trabajadores/as frente a la COVID-19 en entornos agrícolas.
  • OIT, Cadenas mundiales de valor en el sector de la alimentación y la agricultura: Incentivos y limitaciones para mejorar la seguridad y la salud en el trabajo: orientaciones exhaustivas sobre cuestiones de SST relativas a las cadenas de valor agrícolas en dos volúmenes (volumen 1, volumen 2 y resumen ejecutivo).
  • OIT, Ergonomic Checkpoints in Agriculture: Practical and Easy-to-Implement Solutions for Improving Safety, Health and Working: pasos tangibles y prácticos para la mejora de la SST en los lugares de trabajo agrícolas.

Construcción

El sector de la construcción entraña muchos riesgos para la seguridad y la salud de los/as trabajadores/as, y es otro de los tres sectores más peligrosos con arreglo a la OIT. Los accidentes pueden producirse incluso en países en los que las normas de salud y seguridad se aplican correctamente y las empresas adoptan enfoques adecuados. Pero en países en los que existe un menor compromiso de las empresas y una escasa aplicación de las normas de seguridad y salud, los entornos de construcción pueden ser mortales. Dado que la construcción es una actividad que afecta directa o indirectamente a todos los sectores, es importante que las empresas tengan en cuenta las exposiciones a riesgos para la salud y la seguridad en relación con la construcción en toda su cadena de valor.

Entre los factores de riesgo específicos del sector de la construcción figuran los siguientes:

  • Trabajar en altura, en zanjas o con maquinaria pesada puede resultar peligroso, sobre todo si los riesgos no se evalúan adecuadamente, si no se aplican controles técnicos y administrativos, si no se proporcionan equipos de protección personal gratuitos al personal, si no se coordinan las actividades de los distintos subcontratistas, y si se ha impartido a los/as trabajadores/as una formación inadecuada sobre cómo realizar su trabajo de manera segura.
  • Muchos de los materiales utilizados en la construcción también pueden ser peligrosos, como piedras pesadas o acero, y pueden causar lesiones o la muerte si caen sobre los/as trabajadores/as o estos quedan atrapados por ellos.
  • En los países en los que las empresas no garantizan que sus zonas de obras sean seguras y saludables, en la medida de lo razonablemente posible, y en los que las normas de salud y seguridad no se aplican correctamente, muchos trabajadores/as de la construcción pueden verse expuestos a riesgos incontrolados, o sin EPP u otros equipos de seguridad, lo que les hace vulnerables a lesiones y accidentes. Unas condiciones de vida inadecuadas para el personal que trabaja en grandes proyectos de construcción, migrantes en su mayoría, aumentan el riesgo de transmisión de enfermedades transmisibles como la COVID-19.
Recursos útiles
  • OIT, Occupational safety and health in the construction sector: recopilación de recursos de la OIT sobre convenios, programas y directrices en materia de SST para el sector de la construcción.
  • OIT, Good Practices and Challenges in Promoting Decent Work in Construction and Infrastructure Projects: documento que proporciona información clave sobre cuestiones que afectan al sector de la construcción, incluida la seguridad y la salud en el trabajo, y ejemplos de buenas prácticas.
  • OIT, The Health of Workers in Selected Sectors of the Urban Economy: Challenges and Perspectives: este documento tiene por objeto analizar y sistematizar los desafíos en materia de salud a los que se enfrentan los estratos más desfavorecidos de los/as trabajadores/as urbanos en los siguientes sectores: construcción, recogida y reciclaje de residuos, comercio ambulante, trabajo doméstico y agricultura.
  • OIT, Safety and Health in the Construction Sector: Overcoming the Challenges: seminario web con expertos de la OIT que se ocupan de la seguridad y la salud en el trabajo y del sector de la construcción, con el fin de debatir los retos que plantea la protección de los/as trabajadores/as. El objetivo del seminario web es ofrecer orientaciones prácticas a las empresas que desean integrar la seguridad y la salud en su modelo de negocio. La grabación del seminario web está disponible en este enlace.
  • OIT, The Role of Worker Representation and Consultation in Managing Health and Safety in the Construction Industry: documento que contribuye al debate sobre la importancia de la participación y la representación de los/as trabajadores/as para la mejora de las condiciones de seguridad y salud en la construcción, en primer lugar mediante la presentación de un conjunto de definiciones, seguidas de pruebas de la eficacia de la representación y la consulta de los/as trabajadores/as en la seguridad y la salud en general y en el sector de la construcción en particular.
  • Building Responsibly, Worker Welfare Principles: estos principios se desarrollaron para servir como referencia mundial sobre el bienestar de los/as trabajadores/as para los sectores de ingeniería y construcción. El principio 5 ofrece orientaciones sobre los principales retos a los que se enfrenta la SST, así como componentes que deben tenerse en cuenta para mejorar las normas de seguridad.

Minería

La industria minera es la tercera más peligrosa para los/as trabajadores/as, con arreglo a la OIT. La minería plantea diversos riesgos en materia de SST para la mano de obra, así como para las comunidades que rodean las minas y refinerías. A los peligros físicos inmediatos para el personal de las minas se suman las enfermedades de larga duración que pueden desarrollarse debido a las condiciones de la minería a lo largo del tiempo. La minería de pequeña escala suele ser informal, y las condiciones «están lejos de cumplir con las normas del trabajo internacionales y nacionales», según la OIT. Se calcula que las tasas de accidentes en las minas de pequeña escala son entre seis y siete veces más elevadas que las operaciones mineras a gran escala, incluso en países desarrollados. Son numerosos los desastres mineros importantes que se han producido en los países desarrollados y en desarrollo en los últimos 20 años, incluida la ruptura de la presa de Brumadinho (Brasil), la explosión de la mina de Sago (Estados Unidos) y la explosión de la mina de Ulyanovskaya (Rusia), además de las muertes provocadas por incidentes menores en las minas que se notifican regularmente.

Entre los factores de riesgo específicos de la minería se incluyen los siguientes:

  • Trabajar bajo tierra en espacios confinados, que a menudo son oscuros y tienen vías limitadas de evacuación o escape, es intrínsecamente peligroso. Moverse y trabajar en espacios extremadamente bajos supone un riesgo para la postura corporal de los/as trabajadores/as y puede provocar dolor físico y acortar la vida. El riesgo se ve agravado por la probabilidad de encontrar gases y sustancias químicas bajo tierra que puedan prender y provocar explosiones e incendios.
  • Trabajar con maquinaria pesada, como excavadoras y camiones industriales, taladros grandes, trituradoras de rocas e incluso explosivos, puede entrañar riesgos de quedar atrapado o ser triturado por la maquinaria. La vibración de la maquinaria puede provocar trastornos musculoesqueléticos e incluso parálisis si la vibración o el «golpe» son suficientemente significativos. Cuando no se planifica la seguridad y la salud, no se seleccionan equipos seguros (o el mantenimiento de estos es incorrecto), las operaciones no se coordinan, y los/as trabajadores/as no reciben la formación adecuada o no reciben los EPP adecuados, el riesgo de accidentes e incluso de muerte aumenta exponencialmente.
  • El polvo y las partículas que se liberan en las actividades de la minería pueden causar enfermedades respiratorias a largo plazo al ser inhaladas. Las enfermedades respiratorias comunes de la minería son la bronquitis, la silicosis y la neumoconiosis.
  • La exposición a ruidos intensos, como los producidos por maquinaria minera, desprendimiento de rocas y explosiones, puede dar lugar a trastornos auditivos para los/as trabajadores/as, incluido el deterioro de la capacidad auditiva, la pérdida de la capacidad auditiva y afecciones como los acúfenos.
  • Los efluentes y los residuos de la minería a menudo se almacenan en estructuras similares a estanques llamadas relaves. Estos pueden volverse venenosos y tóxicos, envenenar el suelo o las vías fluviales próximos mediante un proceso denominado «filtración» y, en algunos casos, pueden volverse inflamables, con el consiguiente riesgo de incendio. Los relaves pueden «filtrarse», lo que hace que el efluente escape y cause daños en terrenos y comunidades cercanas, a veces con un efecto catastrófico, como sucedió en la ruptura de la presa Vale.
  • Las actividades mineras suelen realizarse en lugares donde prevalecen las enfermedades transmisibles, como la tuberculosis y la malaria, o cerca de ellos. Además, dado que la minería sigue siendo una industria dominada por hombres y, en particular, cuando las minas se encuentran en zonas empobrecidas, es habitual que los/as trabajadores/as paguen por servicios sexuales, lo que puede entrañar un riesgo de VIH/SIDA para los/as trabajadores/as y las comunidades circundantes.
Recursos útiles
  • OIT, Occupational Safety and Health in the Mining Sector: recopilación de recursos de la OIT sobre convenios, programas y directrices en materia de SST para el sector minero.
  • OIT, Repertorio de recomendaciones prácticas sobre seguridad y salud en las minas a cielo abierto: recomendaciones de la OIT que incluyen directrices sobre evaluación y gestión de riesgos, así como sobre el establecimiento de sistemas de gestión de la SST y respuesta de emergencia en las minas a cielo abierto. También ofrece descripciones de peligros específicos, con las medidas de control correspondientes.
  • OIT, Seguridad y salud en las minas de carbón subterráneas: este repertorio de recomendaciones de la OIT proporciona una metodología para identificar los peligros y abordar los riesgos para la SST en minas subterráneas, que van desde el polvo, las explosiones, los incendios y las inundaciones hasta los peligros eléctricos, la maquinaria y los peligros en la superficie.
  • OIT, HIV and AIDS: Guidelines for the Mining Sector: recopilación de orientaciones específicas de la OIT sobre el VIH y el SIDA cuyo objetivo es ayudar a las empresas del sector minero a redoblar su respuesta a este problema.
  • OIT, La COVID-19 y la minería: Lista de control y prevención: herramienta práctica para ayudar a las empresas mineras a aplicar y mejorar continuamente medidas prácticas para prevenir y mitigar la propagación de la COVID-19.
  • ICMM, Good Practice Guidance on Occupational Health Risk Assessment: orientaciones exhaustivas y pasos para realizar una evaluación de riesgos en materia de SST en la minería y la transformación de metales.
  • ICMM, Community Health Programs in the Mining and Metals Industry: análisis de las iniciativas de salud comunitaria emprendidas por las empresas miembros del ICMM y resumen de las principales lecciones extraídas.
  • ICMM, Leadership Matters: The Elimination of Fatalities: guía dirigida al personal directivo para prevenir muertes en el sector minero a través de sus acciones personales y los procesos y actividades que deben garantizar que se apliquen.
  • ICMM, Leadership Matters: Managing Fatal Risk Guidance: orientaciones que representan una herramienta para que el personal directivo ayude a reducir las muertes en el sector minero. Incluye una serie de instrucciones de autodiagnóstico para ayudar a identificar brechas en los sistemas de gestión de la seguridad.
  • ICMM, Health and Safety Performance Indicators: informe detallado sobre los indicadores de desempeño en materia de SST (es decir, registro de lesiones y enfermedades) para empresas mineras.

Petróleo y gas

La industria del petróleo y el gas puede ser peligrosa para los/as trabajadores/as. Tanto el trabajo en tierra como en alta mar requiere un alto nivel de capacidades y estrictas medidas de seguridad y salud para mantener la seguridad del personal. Se han llevado a cabo investigaciones exhaustivas sobre los peligros del trabajo con petróleo, gas y sustancias relacionadas, tanto en relación con las actividades diarias como de las repercusiones a largo plazo para la salud de la exposición a sustancias.

Entre los factores de riesgo específicos del petróleo y el gas se incluyen los siguientes:

  • La construcción, el mantenimiento y la instalación de puntos de extracción de petróleo y gas (por ejemplo, plataformas petrolíferas en el mar) son peligrosos debido a la maquinaria utilizada y a los peligros que puede entrañar trabajar en el mar. Una vez construidos, existen riesgos significativos para el personal, como caídas de altura, ahogamientos e hipotermia.
  • Los productos del petróleo y del gas suelen ser muy inflamables, lo que hace que el riesgo de explosiones e incendios sea elevado. Esto puede destruir instalaciones, causar quemaduras, problemas respiratorios o incluso la muerte, y puede tener efectos devastadores en el medio ambiente y las comunidades locales.
  • Las enfermedades mentales también representan un riesgo para quienes trabajan en el sector del petróleo y el gas, ya que muchos/as trabajadores/as deben trabajar fuera de casa durante períodos prolongados y en puestos en los que están sometidos a una presión elevada. La depresión, la ansiedad y las enfermedades relacionadas con el estrés pueden ser comunes en estos entornos.
Recursos útiles
  • OIT, Occupational Safety and Health in the Oil and Gas Production and Refining Sector: recopilación de recursos de SST de la OIT para las empresas de petróleo y gas.
  • Asociación Internacional de Productores de Petróleo y Gas: la asociación cuenta con una serie de orientaciones y herramientas para las empresas del sector, incluido el modo de aplicar prácticas de seguridad y salud para el trabajo en alta mar, el transporte de sustancias químicas peligrosas y las operaciones geofísicas.
  • IPIECA: este organismo de participación a escala sectorial en relación con la sostenibilidad cuenta con una serie de recursos y herramientas sobre enfoques de la salud y la seguridad, evaluaciones de riesgos y grupos de trabajo formados por especialistas en SST.

Moda y prendas de vestir

La industria de la moda y las prendas de vestir presenta una serie de problemas de salud y seguridad que las empresas deben tener en cuenta. Además de los riesgos directos para los/as trabajadores/as en sus actividades cotidianas, como el uso de maquinaria de coser o tintes químicos, se han identificado problemas en todo el sector relativos a la seguridad de las fábricas textiles y el exceso de horas de trabajo en las fases de fabricación que se produce en países en desarrollo. Los riesgos detectados en el sector agrícola se aplican también a la mano de obra que realiza la labor de obtención de la materia prima (como la cría de ganado para el cuero o la recogida de algodón) en el sector de la moda y las prendas de vestir. Las mujeres representan una media del 68% del personal del sector de la confección y del 45% del personal del sector textil, lo que significa que los problemas y los incidentes de SST en este sector afectan principalmente a las mujeres.

Entre los factores de riesgo específicos de la moda y las prendas de vestir se incluyen los siguientes:

  • En este sector se llevan a cabo numerosas tareas de subcontratación y externalización, lo que dificulta el seguimiento de dónde se fabricó un producto y en qué condiciones. Muchos/as trabajadores/as del sector de las prendas de vestir también trabajan, formal e informalmente, en tareas domésticas con protecciones limitadas en materia de SST y EPP, lo que dificulta la prevención y el registro de los problemas de SST.
  • Ciertas actividades específicas de esta industria pueden ser peligrosas para la salud, como el proceso de envejecimiento de telas vaqueras con chorro de arena y el uso de ciertos tintes para cambiar el color de las telas. Algunas marcas, como ASOS, ahora prohíben o están eliminando gradualmente estas actividades por el peligro que entrañan.
  • El coste cada vez menor de los artículos de moda y las prendas de vestir significa que las fábricas y los fabricantes de la cadena de suministro deben reducir sus propios costes para obtener beneficios. Esto puede incluir recortes en seguridad y salud, como trabajar en edificios no seguros o no proporcionar EPP a la plantillas. El desastre del edificio Rana Plaza en 2013 es un ejemplo de condiciones de trabajo inseguras que provocó la muerte de 1 132 personas.
Recursos útiles
  • OIT, Occupational Safety and Health in the Textiles, Clothing, Leather and Footwear Sector: recopilación de recursos de la OIT sobre convenios, programas y directrices en materia de SST para el sector textil y de la confección.
  • OCDE, Due Diligence Guidance for Responsible Supply Chains in the Garment & Footwear Sector: orientaciones que tienen por objeto ayudar a las empresas de la moda y las prendas de vestir a aplicar las recomendaciones de diligencia debida contenidas en las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales con el fin de evitar y abordar los posibles efectos negativos de sus actividades y cadenas de suministro en una serie de derechos humanos, incluida la seguridad y la salud.
  • BetterWork, COVID-19: BetterWork ha desarrollado una página web que se actualiza periódicamente y que supervisa las respuestas en materia de políticas sobre la COVID-19 de los países fabricantes de prendas de vestir, facilitando información sobre cómo afecta la situación al sector y a sus trabajadores/as.
  • OIT, Observatorio de la OIT: La COVID‑19 y el mundo del trabajo: notas informativas publicadas periódicamente que ofrecen estimaciones y análisis actualizados del impacto de la COVID-19 en el mercado laboral mundial, incluida la industria de las prendas de vestir.
  • Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos: Rastreador de las medidas adoptadas en el sector de la confección en relación con la COVID-19: este recurso en línea supervisa las respuestas del sector de la confección, las medidas gubernamentales y las demandas de los/as trabajadores/as durante la pandemia de COVID-19.
  • SOMO, Fatal Fashion: Analysis of Recent Factory Fires in Pakistan and Bangladesh: A Call to Protect and Respect Garment Workers’ Lives: informe que describe dos incendios que arrasaron fábricas de ropa en Pakistán y Bangladesh en septiembre de 2012 y que causaron muerte y lesiones a centenares de trabajadores/as. El informe pone de manifiesto la urgente necesidad de efectuar cambios inmediatos y estructurales en las prácticas de los agentes tanto públicos como privados en el sector mundial de la confección.
  • Fair Wear, Covid-19: Occupational Health and Safety Guidance: documento de debate que ofrece orientación específica sobre cómo mantener a los/as trabajadores/as seguros/as frente a la pandemia de COVID-19, qué medidas es necesario tener en cuenta y a qué se debe prestar atención en los acuerdos entre las marcas y sus proveedores. El documento de debate se puede utilizar junto con la lista de control sobre salud y seguridad específica para la COVID-19.
  • Clean Clothes Campaign: proporciona un rastreador de eventos clave relacionados con la salud y la seguridad en el sector de la confección.
  • Asociación para el Trabajo Justo (FLA): recopilación de recursos sobre salud, seguridad y medio ambiente en múltiples sectores, incluido el de la moda y las prendas de vestir.