Creado en colaboración con el Helpdesk sobre Empresas y Derechos Humanos

Consideraciones en materia de diligencia debida

La SST es un derecho importante de todos/as los/as trabajadores/as de todo el mundo, y la mejora de la transparencia y la diligencia debida pueden garantizar que se haga realidad. El presente apartado describe las medidas de diligencia debida que las empresas pueden adoptar para reducir los riesgos para la seguridad y la salud en sus operaciones y cadenas de suministro. Los pasos de diligencia debida que se describen son conformes con los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos (PRNU). Se facilita más información sobre los PRNU en la sección «Marcos clave de diligencia debida en materia de derechos humanos» o en la Introducción.

Aunque los pasos siguientes ofrecen orientaciones sobre los riesgos para la seguridad y la salud en particular, suele ser más eficiente en términos de recursos que las empresas «optimicen» sus procesos de diligencia debida en materia de derechos humanos identificando y abordando al mismo tiempo otras cuestiones pertinentes en este ámbito (por ejemplo, trabajo infantil, trabajo forzoso, discriminación, libertad de asociación).

Marcos clave de diligencia debida en materia de derechos humanos

Varios marcos de derechos humanos describen las medidas de diligencia debida que las empresas deberían aplicar en condiciones óptimas para abordar cuestiones de derechos humanos, incluida la seguridad y la salud en el trabajo. El marco principal son los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos (PRNU). Publicados en 2011, los PRNU ofrecen orientación sobre cómo aplicar el Marco de las Naciones Unidas para «proteger, respetar y remediar», que establece las responsabilidades respectivas de los Gobiernos y las empresas, y los puntos de intersección entre ellas.

Los PRNU establecen cómo las empresas, en el cumplimiento de su responsabilidad de respetar los derechos humanos, deben aplicar la diligencia debida y otras políticas y procesos conexos, entre los que se incluyen:

  • Una política, accesible públicamente, que establezca el compromiso de la empresa con el respeto de los derechos humanos
  • Evaluación de cualquier impacto adverso, real o potencial, en los derechos humanos con el que la empresa pueda estar implicada en toda su cadena de valor
  • Integración de los resultados de sus evaluaciones de impacto en las funciones/los procesos internos pertinentes y adopción de medidas eficaces para gestionarlos
  • Seguimiento de la eficacia de las acciones de gestión de la empresa
  • Informes sobre cómo aborda la empresa sus impactos adversos reales o potenciales
  • Corrección de impactos adversos que la empresa haya causado o a los que haya contribuido

Además, las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales definen los elementos de una conducta empresarial responsable, incluidos los derechos humanos y laborales.

Otro documento de referencia importante es la Declaración Tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social (Declaración EMN), de la OIT; que contiene las orientaciones más detalladas sobre diligencia debida en lo que respecta a los derechos laborales. Estos instrumentos, que articulan principios de conducta empresarial responsable, se basan en normas internacionales ampliamente consensuadas.

Las compañías pueden solicitar a Helpdesk de la OIT para empresas orientación específica sobre esta y otras cuestiones relacionadas con las normas laborales internacionales. Este servicio de asistencia técnica de la OIT ayuda a las personas en puestos directivos y al personal de las empresas que desean adaptar sus políticas y prácticas a los principios de las normas laborales internacionales y establecer buenas relaciones laborales. Contiene un apartado específico sobre seguridad y salud en el trabajo.

Además, la herramienta SME Compass ofrece orientación sobre el proceso general de diligencia debida en materia de derechos humanos y guía a las empresas a través de cinco fases clave del mismo. SME Compass se ha desarrollado especialmente para atender las necesidades de las pymes, pero es de libre disposición y puede ser utilizada también por otras empresas. La herramienta, disponible en inglés y alemán, es un proyecto conjunto de Helpdesk sobre Empresas y Derechos Humanos, del Gobierno alemán, y de Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH.

Desarrollar un compromiso político sobre la no discriminación

Requisitos de los Principios Rectores de las Naciones Unidas

De conformidad con los PRNU, es necesario que una política de derechos humanos:

  • «Sea aprobada al más alto nivel directivo de la empresa»
  • «Se base en un asesoramiento especializado interno y/o externo»
  • «Establezca lo que la empresa espera, en relación con los derechos humanos, de su personal, sus socios y otras partes directamente vinculadas con sus operaciones, productos o servicios»
  • «Se haga pública y se difunda interna y externamente a todo el personal, los socios y otras partes interesadas»
  • «Quede reflejada en las políticas y los procedimientos operacionales necesarios para inculcar el compromiso asumido a nivel de toda la empresa»

En muchos países es obligatorio que las empresas tengan una política en materia de seguridad y salud y procedimientos conexos. No obstante, el grado en que una política se comunica a la plantilla o a los proveedores y se aplica en el conjunto de la empresa suele variar.

Una política de salud y seguridad debe basarse en los requisitos legales del país en el que está registrada la empresa, así como en los requisitos de otros países en los que esta opere. Si una empresa opera en varios países y en ellos existen normas más estrictas en relación con la seguridad y la salud o las protecciones para el personal, deberá reflejarse en su política. El código de conducta de los proveedores debe incluir requisitos de salud y seguridad, junto con otros relativos a los derechos humanos. Dado que las lesiones relacionadas con el trabajo nunca pueden eliminarse por completo, la política de SST debe integrar la protección del personal y cubrir su indemnización en caso de pérdida de ingresos y necesidad de asistencia médica. En el caso de las empresas que operan en varios países, la política de SST en materia de protección y compensación de los/as trabajadores/as puede tener que especificarse para cada país con arreglo a los requisitos legales locales.

Como ejemplos de aplicación de políticas específicas sobre SST cabe mencionar Marshalls Plc y LEGO Group. Entre los ejemplos de políticas que combinan la SST con otros aspectos, como la protección medioambiental, se incluyen la política de LG «Energía, medio ambiente, seguridad y salud» y la política de Anglo American sobre seguridad, salud y medio ambiente . Los compromisos en materia de SST suelen incluirse en códigos de conducta de proveedores o empresas, como el Código ético de proveedores de ASOS, que establece claramente los requisitos en materia de SST para toda la cadena de suministro.

Las empresas pueden también considerar alinear sus políticas con los compromisos pertinentes de políticas sectoriales e intersectoriales, como los que siguen:

Recursos útiles
  • OIT, Helpdesk de la OIT para empresas sobre las normas internacionales del trabajo: el Helpdesk de la OIT para empresas es un recurso dirigido a directivos y trabajadores/as de empresas sobre el modo de adecuar mejor las operaciones empresariales a las normas laborales internacionales, incluidas las relativas a la SST. El apartado de preguntas y respuestas incluye respuestas a las preguntas más comunes sobre las que las empresas consultan a la OIT, incluidas las relativas a políticas empresariales en materia de SST.
  • Sedex y Verité, Manual para proveedores: contiene un apartado acerca de las normas de salud y seguridad, con sugerencias sobre lo que las empresas deben incluir en sus políticas en esta materia.
  • Pacto Mundial de las Naciones Unidas y-ACNUDH, Guía para las empresas: Cómo desarrollar una política de Derechos Humanos: guía que ofrece recomendaciones sobre cómo desarrollar una política de derechos humanos y que incluye extractos de las políticas de las empresas que hacen referencia a la SST.
  • SME Compass: proporciona asesoramiento sobre el modo de desarrollar una estrategia en materia de derechos humanos y formular una declaración de principios.

Evaluación de los efectos sobre la salud y la seguridad

Requisitos de los Principios Rectores de las Naciones Unidas

Los PRNU señalan que las evaluaciones de impacto:

  • Variarán en términos de complejidad en función del «tamaño de la empresa, el riesgo de graves consecuencias negativas sobre los derechos humanos y la naturaleza y el contexto de sus operaciones»
  • Deben «abarcar las consecuencias negativas sobre los derechos humanos que la empresa haya provocado o contribuido a provocar a través de sus propias actividades, o que guarden relación directa con sus operaciones, productos o servicios prestados por sus relaciones comerciales»
  • Deben incluir «consultas sustantivas con los grupos potencialmente afectados y otras partes interesadas», además de otras fuentes de información, como las auditorías
  • Deben ser un proceso continuo

Las evaluaciones de impacto deben analizar los efectos reales y potenciales, es decir, los efectos que ya se han producido o que podrían producirse. Compárese con una evaluación de riesgos, que solo analizaría los efectos potenciales y que podría no cumplir todos los criterios anteriores.

La evaluación de los riesgos para la SST suele ser un proceso distinto al de otros riesgos para los derechos humanos, como el trabajo infantil, el trabajo forzoso o la no discriminación. Las evaluaciones de riesgos en materia de SST suelen ser obligatorias por ley. En este sentido, las metodologías de evaluación de riesgos en materia de SST se encuentran consolidadas y detalladas. Algunos ejemplos de directrices de evaluación de riesgos para empresas de determinados sectores o países son:

Muchas empresas también harán una clara distinción entre los riesgos en materia de SST de sus propias operaciones y los de su cadena de suministro, y la responsabilidad de estos últimos recaerá en los proveedores en la mayoría de los casos. Las evaluaciones de riesgos de SST en las operaciones propias pueden ser detalladas, ya que se lleva a cabo una supervisión de todos los procesos, instalaciones, actividades realizadas y sustancias utilizadas. Las referentes a la cadena de suministro suelen efectuarse utilizando datos cuantitativos y perfiles de riesgo nacionales, así como datos específicos sobre actividades industriales o sustancias conocidas.

Las evaluaciones de riesgos para la salud y la seguridad pueden exigir la intervención de especialistas y expertos técnicos que examinen las actividades físicas dentro de una empresa y su cadena de suministro. Por ejemplo, una cadena de suministro que utilice sustancias peligrosas debe garantizar que consulta a los expertos de modo que disponga de la información más reciente y las mejores prácticas (que tal vez no se conozcan en la empresa). Las empresas rara vez hacen públicas sus evaluaciones de riesgos en materia de SST, pero algunos informes de empresa incluirán resultados de evaluaciones de riesgos o elaboración de perfiles de riesgos sobre cuestiones de SST, como el informe de Angloamerican 2020 Sustainability Report.

Recursos útiles
  • OIT, Una Guía de 5 pasos para empleadores, trabajadores/as y sus representantes sobre la realización de evaluaciones de riesgos en el lugar de trabajo: consejos sobre evaluaciones de riesgos en materia de SST para cualquier sector y para empresas de cualquier tamaño.
  • OIT, Directrices relativas a los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo, ILO-OSH 2001: documento de orientación sobre cómo establecer e implantar un sistema de gestión de riesgos laborales en el lugar de trabajo.
  • OIT, Materiales de la formación sobre evaluaciones de riesgo – Estrés y ergonomía: materiales de formación sobre riesgos en el lugar de trabajo (incluida la prevención del estrés y la ergonomía) y cómo evaluarlos.
  • OIT, Statistics on Health and Safety at Work: información y estadísticas sobre cuestiones de SST facilitadas por varios países.
  • OIT, Country Profiles on Occupational Safety and Health: información sobre los perfiles de SST de cada país, incluidas leyes, reglamentos, políticas y estadísticas nacionales.
  • Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, OSH Barometer: el barómetro SST es una herramienta de visualización de datos con información actualizada sobre la situación y las tendencias de la SST en los países europeos; incluye autoridades en materia de SST, estrategias nacionales, condiciones de trabajo y estadísticas sobre SST.
  • CSR Risk Check: herramienta que permite a las empresas comprobar a qué riesgos internacionales de RSE (responsabilidad social de las empresas), incluidos los relacionados con la SST, están expuestas las compañías y qué se puede hacer para gestionarlos. La herramienta proporciona información personalizada sobre la situación local de los derechos humanos, así como sobre cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza. Permite a los usuarios filtrar por producto/materia prima y país de origen. La herramienta fue desarrollada por MVO Netherland; la versión alemana está financiada e implementada por el Servicio de Asistencia Técnica sobre Empresas y Derechos Humanos del Gobierno alemán y la organización UPJ.
  • SME Compass: herramienta de evaluación de riesgos que proporciona orientación práctica para la clasificación y el establecimiento de prioridades entre los riesgos una vez identificados.

Integración y adopción de medidas para abordar los efectos en la salud y la seguridad

Requisitos de los Principios Rectores de las Naciones Unidas

De conformidad con los PRNU, para que la integración sea eficaz es preciso que:

  • «La responsabilidad de prevenir esas consecuencias [en los derechos humanos] se asigne a los niveles y funciones adecuados dentro de la empresa [por ejemplo, nivel directivo superior, nivel ejecutivo y nivel del Consejo de Administración]
  • «La adopción de decisiones internas, las asignaciones presupuestarias y los procesos de supervisión permitan ofrecer respuestas eficaces a esos impactos»

Las acciones y los sistemas que deberá aplicar una empresa variarán en función de los resultados de su evaluación de riesgos para la salud y la seguridad. Muchas empresas seguirán y establecerán un protocolo de gestión de la SST, como los procesos establecidos en la norma ISO 45001, u otra norma sectorial o nacional equivalente, como las recomendaciones de Gestión de la salud y la seguridad (HSG65) en el Reino Unido. Las acciones inmediatas incluirán la incorporación de políticas y protocolos para prevenir riesgos y mantener a los/as trabajadores/as seguros y sanos. Esto puede implicar el desarrollo de nuevas formas de trabajo, la compra de nueva maquinaria o equipos para automatizar procesos peligrosos, o la adaptación de procesos a fin de hacerlos más seguros para los/as trabajadores/as (por ejemplo, cambiar el protocolo de los turnos para garantizar que se realizan los descansos oportunos entre turnos).

Otros ejemplos de adopción de medidas relacionadas con los efectos sobre la salud y la seguridad son:

  • Nombramiento de delegados de seguridad de los/as trabajadores/as y comités de seguridad y salud de los/as trabajadores/as: como dispone la OIT en su Convenio sobre seguridad y salud de los/as trabajadores/as, núm. 155 y en su Recomendación sobre seguridad y salud de los/as trabajadores/as, núm. 164, y como se subraya asimismo en las directrices de la OIT sobre SST de 2001, la cooperación entre empresas y personal es fundamental para proteger con éxito la salud y la seguridad de los/las empleados/as. Esto puede incluir el nombramiento de delegados/as de seguridad de los/as trabajadores/as, comités de seguridad y salud de los/as trabajadores/as y/o comités conjuntos de seguridad y salud con igual número de representantes que los de la empresa. Estos comités o, en su caso, otros representantes de los/as trabajadores/as deben recibir información suficiente sobre los riesgos laborales y las medidas de seguridad y salud, ser alentados a proponer medidas sobre el tema y consultados cuando se prevea la adopción de nuevas medidas de SST importantes. También deben poder comunicarse con el personal acerca de las cuestiones de salud y seguridad durante las horas de trabajo, disponer de un número razonable de horas de trabajo remuneradas para ejercer sus funciones relativas a la salud y a la seguridad, y recibir la formación pertinente.
  • Formación de trabajadores/as y proveedores en materia de seguridad y salud: otro componente importante de cualquier sistema de gestión de la SST es la información y la formación de los/as empleados/as y proveedores de la empresa, que puede abarcar las leyes en materia de seguridad y salud, las políticas de la empresa, los procedimientos para proteger a los/as trabajadores/as, el uso y mantenimiento seguros de maquinaria, sustancias y equipos, y cualquier procedimiento de salud y seguridad a medida o adicional para personal con necesidades diferentes (por ejemplo, trabajadores/as con discapacidades o mujeres embarazadas). La formación puede impartirse en diversos formatos, como vídeos en línea, cursos de aprendizaje electrónicos, sesiones presenciales o mesas redondas con proveedores.
  • En la mayoría de las empresas, todos/as los/as empleados/as necesitarán algún tipo de capacitación en salud y seguridad, aunque su trabajo no se considere peligroso. Por ejemplo, los/as trabajadores/as de oficina necesitan formación sobre cómo salir del edificio de forma segura en caso de emergencia y podrán recibir asesoramiento sobre la correcta disposición de los equipos informáticos para evitar lesiones musculoesqueléticas por malas posturas. La formación también puede estar muy especializada y centrarse en la función de un trabajador para garantizar que esté preparado y sea capaz de realizar su trabajo con seguridad y confianza, como la formación de los/as empleados/as que trabajan en altura o bajo tierra. Otros ejemplos de formación sobre salud y seguridad pueden incluir ofrecer capacitación en salud y bienestar mental a los/as empleados/as, como la campaña (PwC) «Green Light to Talk» (Luz verde para hablar), de PricewaterhouseCoopers .
  • Las iniciativas multilaterales pueden proporcionar los conocimientos especializados, la orientación y las economías de escala necesarios para abordar los retos en materia de seguridad y salud de un modo responsable y específico de cada sector. Tales iniciativas también pueden ayudar a las empresas a aprender de diferentes grupos de interés, como empresas, Administraciones públicas, sociedad civil y organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales. Cabe citar como ejemplos el Consejo Internacional de Explotación Minera y Metalúrgica (ICMM), que ofrece mesas redondas y recursos compartidos a las empresas miembros sobre cuestiones de salud y seguridad y buenas prácticas; el Acuerdo sobre Seguridad de los Edificios y Protección contra Incendios en Bangladesh, que reúne a decenas de minoristas de la moda que han unido sus esfuerzos para mejorar la salud y la seguridad en fábricas textiles tras el desastre de Rana Plaza en 2013; y la Alianza Empresarial contra la Malaria, una coalición de empresas formada con el fin de promover innovaciones para un mundo sin malaria.
Recursos útiles
  • OIT, Helpdesk de la OIT para empresas sobre las normas internacionales del trabajo: el Helpdesk de la OIT para empresas es un recurso dirigido a directivos y trabajadores/as de empresas sobre el modo de adecuar mejor las operaciones empresariales a las normas laborales internacionales, incluidas las relativas a la SST. El apartado de preguntas y respuestas incluye respuestas a las preguntas más comunes sobre las que las empresas consultan a la OIT, incluidas las relativas a sistema empresariales de gestión de la SST.
  • OIT, Directrices relativas a los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo, ILO-OSH 2001: directrices que describen las recomendaciones sobre los sistemas de gestión de la SST y reflejan el enfoque tripartito de la OIT y los principios definidos en sus instrumentos internacionales en materia de SST.
  • OIT, Sistema de gestión de la SST: una herramienta para la mejora continua: herramienta que guía a las empresas a través del seguimiento, la evaluación y la mejora de los sistemas de gestión de la SST.
  • ISO 45001: Norma de seguridad y salud en el trabajo: primera norma internacional sobre salud y seguridad, basada en la OHSAS18001 y estructurada de forma similar a otros sistemas de gestión de la ISO (como ISO 14001 o ISO 9001).
  • OIT y Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Nine Business Practices for Improving Safety and Health Through Supply Chains and Building a Culture of Prevention and Protection: este informe identifica las prácticas que las empresas pueden aplicar para promover el trabajo decente y mejorar la seguridad y la salud en el trabajo en todo el mundo, en especial cuando operan en países con planes nacionales deficientes de protección de la seguridad y la salud y contra las lesiones laborales.
  • OIT, Paquete de formación SOLVE: Integrando la promoción de salud a las políticas de SST: materiales de orientación sobre cuestiones de salud y bienestar en el lugar de trabajo (como el tabaquismo, el estrés y el VIH/SIDA); incluyen una guía del formador, planes de las lecciones y un manual del participante.
  • OIT, La Seguridad y Salud en el Trabajo en las Políticas de Abastecimiento Sostenible de las Empresas Multinacionales: este informe ofrece estudios de casos y ejemplos de cómo aplicar prácticas de SST eficaces y satisfactorias en las cadenas de suministro internacionales, con atención especial a la agricultura y los textiles.
  • Sedex y Verité, Manual para proveedores: contiene un apartado acerca de las normas de salud y seguridad, con sugerencias relativas a cómo pueden las empresas adoptar medidas sobre los riesgos en materia de SST en sus cadenas de suministro.
  • La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo ofrece una lista de herramientas y recursos para aumentar la sensibilización y gestionar los riesgos en materia de SST, incluidas guías electrónicas sobre sustancias peligrosas, seguridad de los vehículos y gestión del estrés.
  • SME Compass: ofrece asesoramiento sobre cómo actuar en materia de derechos humanos integrándolos en la empresa, elaborando y aplicando un plan de acción y realizando una revisión de proveedores y programas de desarrollo de capacidades.

Seguimiento del desempeño en materia de seguridad y salud

Requisitos de los Principios Rectores de las Naciones Unidas

Con arreglo a los PRNU, el seguimiento debe:

  • «Basarse en indicadores cualitativos y cuantitativos adecuados»
  • «Tener en cuenta los comentarios de fuentes tanto internas como externas, incluidas las partes afectadas (p. ej., por medio de mecanismos de reclamación)

Las empresas deben medir regularmente su desempeño en salud y seguridad para identificar áreas de mejora. La mayoría de las empresas recaban periódicamente información sobre los indicadores de salud y seguridad «retrospectivos», entre los que figuran:

  • Accidentes y lesiones
  • Derrames, incendios, explosiones o incidentes de seguridad
  • Pérdida de ingresos/coste de tales incidentes de seguridad
  • Muertes
  • Número de días/persona perdidos o tiempo de recuperación tras los incidentes
  • Atención médica
  • Bajas por enfermedad
  • Subsidio por pérdida de capacidad de ingresos

Además de supervisar los indicadores de salud y seguridad «retrospectivos», también se anima a las empresas a recopilar información sobre indicadores «prospectivos» en salud y seguridad, que son medidas proactivas, preventivas y predictivas que proporcionan información sobre el desempeño eficaz de las actividades de salud y seguridad. Algunos ejemplos de indicadores prospectivos de SST son:

  • Número de trabajadores/as que asisten a una reunión mensual de salud y seguridad
  • Número de trabajadores/as a los que se les pide su opinión sobre buenos objetivos de salud y seguridad
  • Número de veces al mes que la alta dirección pone en marcha un debate sobre un tema de salud y seguridad
  • Puntuación media en las preguntas de la encuesta relacionadas con la percepción que tienen los/as trabajadores/as del compromiso de la dirección en materia de seguridad y salud
  • Número de partidas relacionadas con la seguridad en el presupuesto y porcentaje de las mismas que se financian en su totalidad cada año

La responsabilidad de la recogida de datos debe asignarse claramente a las funciones pertinentes dentro de la empresa y notificarse con una frecuencia determinada (por ejemplo, una vez al mes).

Otras actividades de supervisión podrían incluir auditorías programadas y no anunciadas para detectar signos de deficiencias en las medidas de salud y seguridad, como puertas cerradas con llave, entornos de trabajo sucios, maquinaria u operaciones inseguras o falta de EPP. Dicha vigilancia o auditoría puede ser realizada internamente por la empresa o por un tercero contratado por la empresa. Los marcos comunes de auditoría de proveedores que abarcan la mayoría de los sectores e incluyen indicadores de salud y seguridad incluyen auditorías de SMETA y auditorías SA8000 de acreditación. Las empresas deben buscar el tipo de auditoría más adecuado para supervisar el desempeño en materia de SST en sus operaciones y en las de sus cadenas de suministro, dado que en cada sector hay criterios de seguridad y salud diferentes que deben comprobarse.

Como ejemplo de seguimiento del desempeño en materia de seguridad y salud en las cadenas de suministro cabe citar a Inditex, que realiza numerosas auditorías de SST a proveedores cada año. Como ejemplo de seguimiento del desempeño en sus propias operaciones figuran Equinox Gold y Total.

Recursos útiles
  • OIT, Audit Matrix for the ILO Guidelines on Occupational Safety and Health Management Systems: guía sobre temas y criterios que deben incluirse en las auditorías de SST.
  • ICMM, Health and Safety Performance Indicators: definiciones y límites en relación con la notificación para indicadores retrospectivos de desempeño en materia de seguridad y salud recomendados para su uso por empresas del sector minero.
  • ICMM, Overview of Leading Indicators for Occupational Health and Safety in Mining: una visión general del uso, la medición y la aplicación de indicadores prospectivos para la SST en la industria minera.
  • Sedex y Verité, Manual para proveedores: contiene un apartado acerca de las normas de salud y seguridad, con sugerencias relativas a cómo pueden las empresas supervisar los riesgos en materia de SST en sus cadenas de suministro.
  • SME Compass: proporciona asesoramiento sobre cómo medir el desempeño en materia de derechos humanos.

Comunicaciones sobre el desempeño en materia de seguridad y salud

Requisitos de los Principios Rectores de las Naciones Unidas

De conformidad con los PRNU, las comunicaciones periódicas sobre el desempeño deberán reunir las siguientes condiciones:

  • Tener «una forma y una frecuencia que reflejen las consecuencias de las actividades de la empresa sobre los derechos humanos y que sean accesibles para sus destinatarios»
  • «Aportar suficiente información para evaluar si la respuesta de una empresa ante consecuencias concretas sobre los derechos humanos es adecuada»
  • «No poner en riesgo, a su vez, a las partes afectadas o al personal, y no vulnerar requisitos legítimos de confidencialidad comercial»

Se espera que las empresas comuniquen su desempeño en materia de SST en un informe público formal. Muchos países tienen requisitos nacionales sobre la elaboración de informes sobre seguridad y salud por parte de las empresas, pero existen varios marcos y normas mundiales sobre la materia que pueden utilizarse, por ejemplo, la norma Global Reporting Initiative GRI 403: Salud y seguridad en el trabajo. Esta norma ofrece información sobre lo que debe incluirse en los contenidos sobre seguridad y salud, y es aplicable a empresas de todos los sectores y países. Es habitual que haya documentos orientativos específicos de cada sector, como los recursos de IPIECA para la industria del petróleo y el gas.

Los informes específicos de salud y seguridad son habituales en industrias normalmente peligrosas, como el petróleo y el gas o la minería (véase el Informe de seguridad de Shell de 2019), pero también pueden estar incluidos en informes de sostenibilidad o informes anuales (véase el Informe de Nissan de 2019), o en una Comunicación sobre el Progreso (CoP) anual en la aplicación de los Diez Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Los informes sobre seguridad y salud suelen realizarse trimestral o anualmente, e incluso con mayor regularidad, ya que constituyen una consideración operativa importante para todas las empresas. Algunas empresas disponen de múltiples comunicaciones relacionadas con la SST, como Shell, que actualiza regularmente sus datos de desempeño en materia de seguridad, dispone de secciones específicas en su sitio web, e incluye la SST en sus informes anuales y de sostenibilidad. Otra posibilidad es informar sobre el desempeño en materia de seguridad y salud en los informes anuales, como hacen algunas empresas. Por ejemplo, Inditex incluye estos datos en su Memoria Anual y en su Estado anual de información no financiera.

Recursos útiles
  • Global Reporting Initiative, GRI Topic Standard Project for Occupational Health and Safety: este recurso ofrece orientaciones sobre la elaboración de informes en materia de SST para cumplir los requisitos de la norma GRI 403.
  • Principios Rectores de las Naciones Unidas – Marco para el Informe: breve serie de preguntas inteligentes («Marco para el Informe»), directrices de aplicación para las empresas que elaboran informes, y directrices sobre aseguramiento para auditores internos y proveedores de aseguramiento externos.
  • Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Comunicación sobre el Progreso (CoP): CoP garantiza un mayor fortalecimiento de la transparencia y la rendición de cuentas corporativas, lo que permite a las empresas hacer un mejor seguimiento del progreso, inspirar liderazgo, fomentar la fijación de objetivos y proporcionar oportunidades de aprendizaje en los Diez Principios y los ODS.
  • El Código de sostenibilidad: marco para la elaboración de informes sobre resultados no financieros que incluye 20 criterios, entre ellos los derechos humanos y los derechos de los/as trabajadores/as.
  • SME Compass: la guía Practical Guide on Target Group-Oriented Communication ayuda a identificar a los grupos de interés y a encontrar formatos y canales de comunicación adecuados.

Mecanismos de reparación y reclamación

Requisitos de los Principios Rectores de las Naciones Unidas

De conformidad con los PRNU, los mecanismos de reparación y reclamación deben incluir las siguientes consideraciones:

  • «Si las empresas determinan que han provocado o contribuido a provocar consecuencias negativas deben repararlas o contribuir a su reparación por medios legítimos».
  • «El establecimiento de mecanismos de reclamación a nivel operacional para los posibles afectados por las actividades empresariales puede constituir un medio eficaz de reparación, siempre que cumplan ciertos requisitos».

Para garantizar su eficacia, los mecanismos de reclamación deben ser:

  • «Legítimos: suscitar la confianza de los grupos de interés a los que están destinados y responder del correcto desarrollo de los procesos de reclamación»
  • «Accesibles: ser conocidos por todos los grupos interesados a los que están destinados y prestar la debida asistencia a los que puedan tener especiales dificultades para acceder a ellos»
  • «Predecibles: disponer de un procedimiento claro y conocido, con un calendario indicativo de cada etapa, y aclarar los posibles procesos y resultados disponibles, así como los medios para supervisar la implementación»
  • «Equitativos: asegurar que las víctimas tengan un acceso razonable a las fuentes de información, el asesoramiento y los conocimientos especializados necesarios para entablar un proceso de reclamación en condiciones de igualdad, con plena información y respeto»
  • «Transparentes mantener informadas a las partes en un proceso de reclamación de su evolución, y ofrecer suficiente información sobre el desempeño del mecanismo, con vistas a fomentar la confianza en su eficacia y salvaguardar el interés público que esté en juego»
  • «Compatibles con los derechos: asegurar que los resultados y las reparaciones sean conformes a los derechos humanos internacionalmente reconocidos»
  • «Una fuente de aprendizaje continuo: adoptar las medidas pertinentes para identificar experiencias con el fin de mejorar el mecanismo y prevenir agravios y daños en el futuro»
  • «Basarse en la participación y el diálogo: consultar a los grupos interesados a los que están destinados sobre su diseño y su funcionamiento, con especial atención al diálogo como medio para abordar y resolver los agravios»

Los mecanismos de reclamación pueden desempeñar un papel importante para ayudar a identificar y corregir los problemas de seguridad y salud en las operaciones de la propia empresa y las de las cadenas de suministro. Los mecanismos de reclamación revisten especial importancia en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo, ya que las cuestiones y los riesgos deben identificarse lo antes posible para evitar que aumenten, se intensifiquen o afecten a más personas. Las empresas deben disponer de mecanismos de reclamación para que los/as empleados/as informen de los problemas de manera confidencial, así como de formas inmediatas de comunicar quejas o incidentes, como fugas de productos químicos o maquinaria insegura.

Es importante que cualquier problema de seguridad y salud se solucione lo antes posible. A menudo la solución de los problemas de salud y seguridad requiere una intervención física (por ejemplo, la reparación de maquinaria rota), y deben adoptarse medidas para mantener a los/as trabajadores/as seguros hasta que se resuelva el problema. Es posible que haya que cambiar los procesos operativos o los protocolos de seguridad y salud y evitar que ese tipo de incidente vuelva a ocurrir. De conformidad con el Convenio sobre seguridad y salud de los/as trabajadores/as, núm. 155 (artículo 13), los/as trabajadores/as que se hayan alejado de un peligro inminente y grave para su vida y su salud deben protegerse de consecuencias injustificadas.

Las empresas también pueden tener que afrontar pagos financieros significativos a personas perjudicadas, y si se produce un incidente grave, pueden enfrentarse a multas y acciones legales de carácter penal o civil. Un ejemplo es el derrumbe de la presa de Brumadhino en Brasil, donde murieron 270 trabajadores/as y miembros de la comunidad local. Vale, la empresa propietaria de la mina, pagó recientemente 7 000 millones USD en indemnizaciones a las víctimas y sus familias, y la alta dirección de la empresa se enfrentó a acusaciones de asesinato sobre la base de que los mecanismos de seguridad y salud aplicados para evitar el derrumbe de la represa y proteger vidas humanas en caso de que eso se produjera no eran adecuados, si es que existían.

Para evitar tales situaciones y abordar la protección de los/as trabajadores/as desde el principio, cada vez son más las empresas que reconocen la necesidad de los regímenes de seguridad social y el papel específico que podrían desempeñar en el fortalecimiento de las instituciones nacionales pertinentes. En el sector de la confección, los compradores y minoristas internacionales han reconocido que, en los casos en los que los regímenes nacionales de seguridad social no están aún suficientemente desarrollados para proteger plenamente a todos los/as trabajadores/as contra las lesiones relacionadas con el trabajo, podrían exigirse enfoques temporales alternativos. Podría tratarse de soluciones temporales de duración determinada, provistas de la financiación adecuada (que puede proceder de aportaciones voluntarias y de duración determinada). Las organizaciones nacionales tripartitas, con el apoyo de la OIT, pueden ayudar a los compradores y minoristas internacionales a encontrar la financiación adecuada.

Recursos útiles
  • Ethical Trading Initiative, Access to Remedy: Practical Guidance for Companies: explicación de los componentes clave de los mecanismos que permiten a los/as trabajadores/as presentar reclamaciones, y a las empresas ofrecer reparación.
  • SME Compass, The Practical Guide on Grievance Management describe cómo diseñar mecanismos de reclamación siguiendo los criterios de eficacia de los Principios Rectores de las Naciones Unidas e incluye ejemplos de empresas.
  • Red del Pacto Mundial en Alemania, Worth Listening: Understanding and Implementing Human Rights Grievance Management: guía empresarial destinada a ayudar a las empresas a diseñar mecanismos de reclamación eficaces en materia de derechos humanos; incluye asesoramiento y casos prácticos. También se ofrece en alemán.