Creado en colaboración con el Helpdesk sobre Empresas y Derechos Humanos

ALDI SOUTH Group

Estándares, desarrollo de capacidades y evaluación enfocada en trabajo forzoso de las cadenas de suministro alimentarias

ALDI SOUTH Group opera supermercados en varios países europeos, así como en EE. UU., Australia y China. En respuesta a los riesgos de trabajo forzoso en su cadena de suministro global alimentaria y no alimentaria, ALDI SOUTH Group (junto con ALDI Nord Group) desarrolló una Política Internacional sobre Trabajo Forzoso.

La política describe los requisitos de ALDI para todos sus socios contractuales directos, así como para los proveedores más allá del nivel 1, incluidas las plantas de procesamiento, las granjas o los barcos pesqueros. Establece expectativas en cuanto a los términos y condiciones de contratación y empleo, como la prohibición de retener los efectos personales y documentos de los trabajadores/as, y el compromiso de ALDI con el principio “El empleador paga”, prohibiendo el cobro de honorarios de contratación a los/as trabajadores/as. Pide a los proveedores que establezcan sistemas de gestión adecuados para garantizar que se respeten estos principios (identificación de regiones e industrias en riesgo, garantizar que el personal esté capacitado en temas de trabajo forzoso y proporcionar canales de quejas efectivos).

ALDI apoya a sus proveedores en la implementación de la política al proporcionar herramientas de desarrollo de capacidades, como aprendizaje electrónico y capacitación. En julio de 2021, ALDI publicó un documento de orientación sobre el trabajo forzoso en las cadenas de suministro de ALDI para sus socios comerciales, brindando consejos detallados a los proveedores sobre cómo prevenir, detectar y remediar el trabajo forzoso. Además de exigir a sus proveedores que lleven a cabo la debida diligencia, la empresa también lleva a cabo Evaluaciones Sociales (ASA) de ALDI en las instalaciones de producción clave. Desde 2021, ALDI ha estado complementando los ASA con cuestionarios enviados directamente a los trabajadores/as a través de la aplicación Apprise, que fue desarrollada por el Instituto Universitario de las Naciones Unidas en Macao en colaboración con The Mekong Club para detectar casos de trabajo forzoso entre trabajadores/as vulnerables. Cuando se identifiquen casos potenciales de trabajo forzoso, ALDI se asocia con ONG y asociaciones comerciales para investigar más a fondo y garantizar una remediación a largo plazo cuando corresponda.

https://cr.aldisouthgroup.com/en/responsibility/our-focus-areas/human-rights#forced-labour

  • Brands Fashion

    Salarios dignos a lo largo de toda la cadena de suministro textil

    Temas relacionados:

    Etapa de debida diligencia:

    Países:

    Sectores:

  • SanLucar Group

    Análisis de riesgos guiada por los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas