Creado en colaboración con el Helpdesk sobre Empresas y Derechos Humanos

Río Tinto

Revisión de los procesos de gestión del patrimonio para mejorar la protección cultural indígena

La destrucción de un refugio de roca aborigen de 46 000 años de antigüedad en la garganta de Juukan por Rio Tinto ha tenido graves repercusiones para la segunda empresa minera más grande del mundo que había intentado acceder a mineral de hierro de alta calidad. Los refugios de roca tenían una importancia cultural significativa para sus propietarios tradicionales, el pueblo Puutu Kunti Kurrama y Pinikura (PKKP). En la presentación de la empresa `para una investigación parlamentaria sobre la destrucción de las cuevas se manifestaba que la empresa «lamenta profundamente que los procesos para facilitar la preservación de lugares tan significativos no hayan podido evitar la destrucción de los refugios de roca de Juukan». Además, la empresa también declaró que «no habían cumplido (sus)… propias normas internas». Debido a la importante reacción de las comunidades indígenas y los inversores tras el incidente, varios miembros del equipo de dirección de la empresa, incluidos el consejero delegado, Jean-Sébastien Jacques, y el presidente, Simon Thompson, renunciaron a su cargo.

La empresa llevó a cabo una revisión del consejo de administración de los hechos que dieron lugar a la destrucción de los refugios de roca e identificó «una serie de fallos sistemáticos» de sus procesos sobre comunidades y gestión del patrimonio. En respuesta a las recomendaciones recogidas en la revisión de la Junta y la investigación parlamentaria, Rio Tinto declaró que la empresa estaba se comprometía a una moratoria permanente para la minería en la zona de la garganta de Juukan y sus alrededores, y a trabajar con el PKKP en un plan de reparación. Asimismo, han manifestado que están reevaluando las actividades que puedan afectar al patrimonio y están trabajando con los grupos de Propietarios Tradicionales para desarrollar un protocolo detallado de gestión del patrimonio que mejore la protección cultural.

No obstante, en el primer informe de la empresa sobre el progreso en la mejora de las prácticas de desempeño social y comunitario se determinó que los Propietarios Tradicionales Pilbara creen que la empresa «se limita a hacer lo mínimo necesario para recuperar su reputación», lo que pone de manifiesto los retos a los que se enfrenta Rio Tinto para recuperar la aprobación social.

https://www.riotinto.com/news/inquiry-into-juukan-gorge